REPARACIÓN PERSIANAS BARCELONA DOMÉSTICAS Y DE SEGURIDAD

reparación persianas barcelona

Reparación persianas Barcelona en 24 horas

Ofrecemos rapidez, puntualidad y precios económicos en reparación persianas.

Cambiamos cintas, cables, poleas, recogedores y topes de persianas.
Ajustamos carreras de motores, reprogramamos mandos a distancias.
Ajustamos lamas movidas de persianas.
Ajustamos ejes de persianas.
Garantía de reparaciones 6 meses.

Realizamos el servicio de reparación persianas domésticas de pvc, madera y aluminio térmico, cambiamos cintas, cordones, manivelas, lamas, ejes, poleas y recogedores.

instalacion_persiana
reparacion_persiana
Persiana_Mini_de_aluminio_termico

Persiana Mini de aluminio térmico blanco

Detalle de persiana mini de pvc

Detalle de persiana mini de pvc

Persiana_de_obra_de_aluminio_termico_color_bronce_int

Persiana de obra de aluminio térmico color bronce interior

Persiana_de_obra_de_aluminio_termico_color bronce

Persiana de obra de aluminio térmico color bronce interior

persiana_de_cajon_exterior partida_al_centro

Persiana de cajón exterior partida al centro

REPARACIÓN PERSIANAS ¿Cuando deben realizarse este tipo de reparación persianas o ajustes?

Las cintas, cordones, tiras, cables o cuerdas son diferentes accionamientos para subir y bajar persianas. Se deben cambiar cuando se parten, se deshilachan, se ensucian, se enredan… Es importante cambiar la cinta, cable, cuerda, tira o cordón antes de que se rompa ya que al romperse cae de golpe la persiana y este golpe puede dañar la persiana hasta el punto de tener de cambiarla si es muy antigua. Primer caso para realizar una reparación de persiana.

Los recogedores son los muelles empotrados o externos donde se recoge la cinta cuando subimos la persiana y evitan que baje la persiana. Los recogedores se suelen romper por el muelle o freno. Cuando esto ocurre los recogedores deben cambiarse. Segundo caso para realizar una reparación de persiana.

Los flejes o tirantes de persiana son las tiras que cogen la persiana al eje. Es fácil que con los años y el uso, se rompan, se deshilachen, y se deban cambiar. La persiana empieza a subir ligeramente torcida hasta que acaba cayendo del todo. Tercer caso para realizar una reparación de persiana.

La polea es la pieza por donde la cinta, cordón o tira entra en el registro o cajón de la persiana. Suelen estar compuestas por dos rodillos. Éstos se suelen gastar con los años y uso, y provoca que si no están bien se gaste la cinta mas rápidamente, o que nos cueste mas subir la persiana, dando la sensación de que pese más la persianas). Cuarto caso para realizar una reparación de persiana.

Los topes son los tacos que evitan que la persiana se cuele en el registro o cajón de la persiana. Se suelen romper porque son de plástico y con los años, el sol los reseca y se acaban rompiendo. El problema que nos encontramos en esta situación de deterioro es que se ha colado la persiana en el registro o cajón. Quinto caso para realizar una reparación de persiana.

Los tornos son las manivelas donde se enrolla el cable que sube y baja la persiana. Se suele romper el mecanismo por el uso, el cable se deshilacha y la manivela no va ni a derecha ni izquierda. Sexto caso para realizar una reparación de persiana.

Los ejes van apoyados en 2 soportes, o cojinetes y no están sujetos, por eso si una persiana tiene lamas desplazadas o movidas puede hacer saltar el eje al no entrar las lamas en las guías. También puede descolgarse porque se haya roto algún soporte. Si el eje esta descolgado o tiene un soporte roto queda la persiana torcida y ni sube ni baja. Séptimo caso para realizar una reparación de persiana.

Se recomienda motorizar persianas que van con manivela.

Las lamas se desplazan por el uso, los años o al limpiarlas. Esto provoca que la persiana quede torcida y no cierre del todo o que quede a medio bajar. Se deben colocar a sitio las lamas o varillas para que que entren bien el guías.

Las carreras de motores son las que hacen que el motor entienda donde debe parar al cerrarse del todo la persiana y donde debe pararse cuando llega a abrirse del todo. Se ajustan para que no se cuele en el registro o cajón. Las lamas pueden moverse y segar el cable del motor y se debe sanear el cableado, ya que al hacer contacto salta la luz, por eso es importante que las lamas estén en su sitio.

Se pueden instalar persianas de aluminio térmico con las lamas cosidas para que no se puedan mover y así nunca tocar el cableado de motor.